La Sonrisa de Dios

La Sonrisa de Dios
da comienzo al concurso,
luego llega el discurso
de hombre y mujer, los dos
que de Aquél van en pos,
como de Su Sonrisa,
se fabrican la misa,
la masa y el Mesías,
y en Él las alegrías
de Dios y su Sonrisa.

Jesús María Bustelo Acevedo

¡Siguen los recortes en España!

El eterno Juan y Tedio
sigue haciendo de las suyas,
y capullos y capullas
no le dan ningún remedio.
¿No es mejor quitar del medio
a este bufón del recorte
que perdiendo el sur y el norte
y emulando a un tal Rajoy
recorta las faldas hoy
sin que la mujer le importe?

Jesús María Bustelo Acevedo

¡Mercero mató a Chanquete!

Mercero mató a Chanquete
y Juan Ramón a Platero,
¡y de esto yo ahora me entero,
pues siempre he sido un zoquete!
Por la gloria de Petete,
Espinete y Don Pimpón
que tanta televisión
me saca al final de quicio,
mas sigo con este vicio
¡porque lo exige el guión!


Jesús María Bustelo Acevedo

Perder el juicio

Yo voy haciendo juicios
y debo dejar de hacerlos,
o si no tendré que verlos
en mis propios perjuicios...
La culpa, los sacrificios,
los esfuerzos y el dolor
son todos el mismo error
del sueño que nos separa
y que al despertar se para
y vemos que es todo Amor.

Jesús María Bustelo Acevedo

Mucha religión, poco corazón

¿Te gusta Jerusalén?
Entonces te gusta el crimen,
el crimen por el que gimen
estos y aquellos también;
tras un velo o un amén,
o la hipócrita oración
de violenta religión;
tras un gorrito ridículo
o algún perverso versículo
hay tan sólo maldición...

¡Pues siempre falta la Luz
del que murió en una cruz!

Jesús María Bustelo Acevedo

¿Qué le importa a la Luna allá en los cielos?

Selene... ¡sueño imposible!
¿Quién puede abrazar la Luna
si nunca supo a ninguna
en la Tierra disponible?
Si tanto errar, tan horrible,
tanto temor nos detiene,
demente es que quien se entretiene
soñando que está despierto
y preso en un mundo muerto
quiere apresar a Selene.

Jesús María Bustelo Acevedo

El hijo pródigo se ha ido de caza

El que ignora el corazón,
necesita la coraza,
y con ella va de caza
en un mundo de ilusión,
donde el auténtico don
aparenta una amenaza,
le hace ensanchar la coraza
y encoger el corazón,
que en un mundo de ilusión
sólo la ilusión se abraza.

Jesús María Bustelo Acevedo

El Pensador de Rodin

¡Levanta la cabeza,
Rodín meditabundo,
y mira en lo profundo
del alma la belleza,
y toda tu tristeza
vendrá a quedar en nada,
tu duda disipada,
descorridos los velos
y abrazando los Cielos
se alzará tu mirada!

Jesús María Bustelo Acevedo

¿La Tierra es plana, Selene?

¿La Tierra es plana, Selene?
¡Tú lo tienes que saber,
que allá arriba puedes ver
la forma que el mundo tiene!
Que lo sea le conviene
a la rigidez humana
y a su estéril mente plana
que de vanidad rebosa
y que al ignorarte, Diosa,
nunca ha dado en la diana.

¡Plana es la mente y la Tierra
del que venera la guerra!

Jesús María Bustelo Acevedo

¡Menos peregrinos y más barato el vino!

Se gentrifica Logroño,
y un desfile peregrino
pide abaratar el vino,
¡que ya está muy caro, coño!
Y uno que se llama Toño,
algo menos borrachín,
en el pecho luce un pin
en el que pide trabajo,
y con los versos de abajo
al desfile pone fin...

(Y si leerlos le place,
haga click en este enlace).

Jesús María Bustelo Acevedo

Mal de muchos...

A mí me consuela el karma,
me dijo una chiclanera
antes que le respondiera:
¡vaya consuelo, mi arma!
Si eso del karma es el arma
que justifica el dolor,
el que viva del amor
se rendirá ante ese duelo
al que invita tu consuelo
que no es tan consolador.

Jesús María Bustelo Acevedo

aHimsa sen lah kosa!

aHimsa sen lah kosa:
de la propia cloaca
se va sacando caca,
y en lo demás se posa
la sustancia apestosa,
con lo que el viejo troll,
que aunque se llame Sol
no da luz y se gasta,
viene a ganar su pasta
con estilo español.

Jesús María Bustelo Acevedo

¿Alcanzar la felicidad?

¿Alcanzar felicidad?
Pues si a alcanzarla te lanzas
amén de que no la alcanzas
te quedas sin libertad...
¿Quién es esa autoridad
que los infelices oyen
tan sólo porque desoyen
lo que dice el corazón?
¡Siempre es la misma ilusión,
por más que se emperifollen!

Jesús María Bustelo Acevedo

¡Ya estamos en Julio, Julio!

Ya estamos en Julio, Julio,
y esperemos que el gran Helios
y todos los Evangelios
engrandezcan mi peculio,
y que tú, mi contertulio,
lo que para mí deseo
recibas con jubileo,
como todo domicilio
que precise tal auxilio...
¡Amén! ¡Feliz veraneo!

Jesús María Bustelo Acevedo

Vegana hambrienta de carne

Ella es vegana, vegana
que sufre por los gatitos;
¡de esos niños chiquititos
que mata la mano humana
no se siente tan cercana!
Pues no los tiene en su lista
esta sabia animalista,
que aunque su rabia sea el hambre
que no ha saciado el fiambre
no es una humana humanista.

Jesús María Bustelo Acevedo

La duda de Buda

Adán estaba desnudo
adentro del Paraíso,
porque Dios así lo quiso...
¿Y Adán lo quiso?... ¡Lo dudo!
Porque aunque quererlo pudo,
lo pudo el quererlo o no,
y es por eso que dudó,
y cualquier duda que acuda
será la duda de Buda
por más que lo dude yo.

Jesús María Bustelo Acevedo

Vegano hambriento de carne

Asesino vegano
que en tu afilado verbo
vuelves tu credo siervo
del pensamiento vano,
y muerdes al hermano,
que en cada recoveco
de tu cerebro hueco
tu turbación encierra,
¡y de tu hambre de guerra
es solamente el eco!

Jesús María Bustelo Acevedo

¡Piense y hágase rico... o no piense y hágase Rocky!

¡Piense y hágase rico!
¡Piense y hágalo, chico!
Triunfador como el Toqui...
O no piense y sea rico
como rico fue Rocky
en su gris cineteka,
aunque roto el hocico
y la cabeza hueca...
¡Piense y hágase rico,
que el que piensa no peca!

Jesús María Bustelo Acevedo

La Inmaculada Sin Cesión

Sin mácula y sin cesión
al pecado original
de dar a un ardid mental
motriz y delegación,
íntegro su corazón
en cada madre comparte,
y eso es luz y eso es crearte
y hacer de sí misma dos,
¡que ella es por entero Dios
y Dios el único arte!

Jesús María Bustelo Acevedo

¿Qué hay por encima de Dios según la Iglesia?

¡Santa Madre de Dios!,
afirma el Vaticano
en ese credo llano
que a su grey tiene en pos,
y en ello muestra nos
que ubica sobre el Padre
Divino, aunque no cuadre
con su viril monserga,
todo el Amor que alberga
consigo cada Madre.

Jesús María Bustelo Acevedo

Abatido de piña

Hoy me siento abatido,
abatido de piña
para el niño y la niña
que me tiene perdido,
abatido, embebido,
sin poderme tragar
lo que vino a pasar
cuando de amor sediento
fue mi propio lamento
quien me vino a saciar.

Jesús María Bustelo Acevedo

Con el ego me la pego (a-pego)

Cuidadito con el ego,
porque el ego te seduce,
te contagia, te desluce,
y te sustituye luego,
y te manda pa'l talego,
y te volverá tarumba,
y te llevará a la tumba...
¡porque el ego es Belcebú,
y el infierno, y el tabú
que la sensatez derrumba!

Jesús María Bustelo Acevedo

Miedo a morir

Miedo a morir
es la temida
vida vivida
que no es vivir,
mas resentir
lo que está ausente
de este presente
que es un regalo...
¡Tómalo y dalo
perennemente!

Jesús María Bustelo Acevedo

El Triunfo del Cabrón

El de la porra, que corra
detrás de los que delinquen,
se persigan y se trinquen
y vayan a la mazmorra,
y de esa forma se ahorra
la bondad del corazón,
porque no dan ese don
con el que Dios les dotara,
el error no se repara
y otra vez triunfa el Cabrón.

¡Y el que el triunfo opuesto tema
se adapta bien al Sistema!

Jesús María Bustelo Acevedo

La Verdad os Hará Libres

Juventud, divino tesoro
que perenne en mi corazón
facilita la creación
del Edén en que siempre moro.
Si otros pagan por ver a un toro
maltratado con crueldad,
pues la muerte es la realidad
que idolatra la multitud,
¡sólo hay verdad en la virtud
de la perenne Libertad!

Jesús María Bustelo Acevedo

Entre el paro y el Parot

Entre el paro y el Parot
se van pasando los días,
y las amarguras mías,
que eran pocas, son a lot...
¿Qué diabólico complot
cumple con el cometido
de tenerme dividido
como la dicha y el caos...?
"¡Creced y multiplicaos!",
desde el fondo han respondido.

Jesús María Bustelo Acevedo

Carta del Presidente Mariano Rajoy

Me ha remitido un mensaje
el presidente Rajoy
en el que me escribe: "Voy
a decirte sin ambage,
y breve, para que encaje
en este escueto correo,
que si el pueblo es torpe y feo,
así será quien los mande",
y esta confesión tan grande
la comparto cual la leo.

Jesús María Bustelo Acevedo

¡Podemos!

Podemos, porque el poder
está en nuestros corazones,
no en las vanas sinrazones
de fantasmas del ayer,
pues ellos no pueden ver
más que con la esclavitud
de sus ojos; la virtud
de ver con el corazón
la tiene quien tiene el don
de la eterna juventud:

¡El Alquimista sonoro
que vuelve la masa en oro!

Jesús María Bustelo Acevedo

Súper Acción Personal

Súper Acción Personal,
personal y compartida,
que compartida es la vida
para bien y para mal,
si el mal parece real
porque no se acepte el bien
que le dan al que el Edén
abraza en su corazón...
¡Personal Súper Acción
para que se amen! ¡Amén!

Jesús María Bustelo Acevedo

Peregrinos de colores

Ya nos trae la Primavera
peregrinos de colores,
que no cargan los rencores
que el pasado nos trajera
y el gentío repartiera,
buscavidas, buscador
de lo que en el interior
es su luz y es su destino...
¡Caminante, no hay camino
y el Camino es el Amor!

Jesús María Bustelo Acevedo

El Jardín de la Alegría

El Jardín de la Alegría
se encuentra en el corazón,
y es la eterna bendición
que no reconocería
la razón, que se confía
a temporales decretos,
que abraza mundanos retos
movida por la ambición,
obviando del corazón
las verdades por completo.

Jesús María Bustelo Acevedo

¡Feliz Febrero Fecundo!

¡Feliz Febrero, Fernando,
Fedra, Fermín, Mari Fe,
Felisa, y a todo el que
me lea o me esté escuchando!
Ya estamos febrereando,
que el mes de Febo, el segundo,
toma el mando y toma el mundo,
y conmigo les desea
a quien me escuche o me lea:
¡Feliz Febrero Fecundo!

Jesús María Bustelo Acevedo

¡Ojú que bochorno!

La verga y el puticlú
son las musas del coplero
gracioso y dicharachero
del carnaval andalú.
Al viejo, a la juventú,
al vate de la edad media,
tales diosas les remedia
to los problemas del numen,
mientras sus hembras asumen
entre risas su tragedia.

¡Y se ríen que te cagas
cuando mientan unas bragas!

Jesús María Bustelo Acevedo

No lo que entra por la boca contamina al hombre; pero lo que procede de la boca, eso es lo que contamina al hombre

No lo que entra por la boca,
mas lo que por ella sale
demuestra lo que se vale
y todas las almas toca,
las incita, las provoca
a reconocerse en
lo compartido también,
por ello no hay más salud
que el Amor y Plenitud
que gozoso das. Amén.

Jesús María Bustelo Acevedo

El agudo pensador de Rodín, su escalofriante comedura de coco y sus consecuentes y aún más agudos dolores en la columna vertebral (columna y fundamento del pensamiento occidental y tal y tal)

Oh Pensador de Rodín,
tu chepa no me convence
y evidencia que te vence
el hastío y el esplín.
Tú que buscas darle fin
a la intensa comedura
perdido en tu sima oscura,
¡no lo pienses tanto y piensa
que a tu columna indefensa
perjudica esa postura!

Jesús María Bustelo Acevedo

El Filósofo del Carnaval

¡Filósofo carnavalero!
¡Ya que el mundillo cultural
de la élite intelectual
te marginó por ser un cero
a las izquierdas, fuiste, empero,
filósofo del carnaval!
¡Sabia elección! ¡Dentro del mal,
dentro del bien, fuiste primero
sabio bufón chirigotero
y de comparsa hasta el final!

¡Un comparsista peregrino
que a competir namasque vino!

Jesús María Bustelo Acevedo

El pelele peleón

Ante la tele, el pelele,
pelele que es peleón
ante mujer o varón
que le aconseje o desvele;
le puede dar un telele
si ante la tele el telón
cayera de sopetón
dejándole sin la tele
que energetiza e impele
al pelele peleón.

Jesús María Bustelo Acevedo

Cuando el talento está lento

Cuando el talento está lento,
yo me recreo en mí mismo,
me ensimismo, me ennomismo,
y un mundo infinito invento;
y aunque lo invente, lo siento,
porque me pido perdón
por la tremenda invención,
que ni me pesa ni es pésima,
simplemente es esta décima
que sale del corazón.

Jesús María Bustelo Acevedo

El amor de mentira mata

Hoy he visto a un tal Roberto
que dice que el amor mata
con una cara de muerto
que lo que dice retrata;
que su cantar sólo es cierto
pa'l tarumba
que sucumba
                       al ideal,
más que amoroso, mortal,
que une la cuna y la tumba.

Jesús María Bustelo Acevedo

Los dones y talentos

Una nueva realidad
abrazan los corazones,
y los talentos y dones
se expresan en libertad.
Es la vida en la verdad
que emana del interior,
Creación y Creador,
y vacío y plenitud,
¡y esa es la eterna virtud
misteriosa del Amor!

Jesús María Bustelo Acevedo

¿Podemos? ¡Po demos!

¿Podemos? ¡Po demos!
Po demos Amor
y un mundo mejor
(¡podemos!) forjemos.
¡Nos vamos! ¡Nos vemos!
¡Que la Libertad
es ver de verdad!
¡Quien en ella vibre,
verá, será libre
y tendrá potestad!

¡Tendrá potestad!
Que no es la opresión
de la sinrazón,
que en su jerarquía
nos apresaría
si nos limitamos
a lo que temamos.
¡Poder es Amor
que hará que al temor
(¡podemos!) podamos!

¿Podamos?
¡Po demos!
¿Nos vamos?
¡Nos vemos!

¡Arrieritos semos
y por los caminos nos encontraremos!

Jesús María Bustelo Acevedo

¡Bueno, vale, me perdono!

Bueno, vale, me perdono,
me libero de la carga
que me oprime y que me amarga
y al cargarla desentono;
me pondré por fin el mono
y me libraré del feo,
y pondré cada deseo
a servir mi voluntad,
que es de Dios, y es la Bondad
que me crea y mi recreo.

Jesús María Bustelo Acevedo


Mandamiento

¡Creced y multiplicaos!
¡Dividíos con Amor!
Que eso es para amarse por
siempre jamás. Entregaos,
en la armonía o el caos,
al prójimo enteramente,
porque es generosamente
y en Amor y en Libertad
que toda la Eternidad
se afirma conscientemente.

Jesús María Bustelo Acevedo

Mandamiento

¡Creced y multiplicaos!
¡Dividíos con Amor!
Que eso es para amarse por
siempre jamás. Entregaos,
en la armonía o el caos,
al prójimo enteramente,
porque es generosamente
y en Amor y en Libertad
que toda la Humanidad
se abraza conscientemente.

Jesús María Bustelo Acevedo

Sectas Destructivas

Me dan miedo las sectas...
Por ejemplo, Alemania...
Me da miedo la insania
de las razas perfectas,
con la vana e infecta
religión del parné,
que es la mísera fe
del germano vacío
y su hermano el judío,
que le roban a usté.

Jesús María Bustelo Acevedo

Estoy estudiando el Tao

Estoy estudiando el Tao,
y medito en cuanto leo,
y ahora claramente veo
que andaba encarajotao:
pensaba que todo el vaho
que impedía mi visión
era ajeno a mi razón,
y ahora sé que este espejismo,
que era espejo de sí mismo,
lo disipa el corazón.

Jesús María Bustelo Acevedo

Estoy estudiando el Tao

Estoy estudiando el Tao,
y medito en cuanto leo,
y ahora claramente veo
que andaba encarajotao:
pensaba que todo el vaho
que impedía mi visión
era ajeno a mi razón,
y ahora sé que mi locura,
cuando se acepta, la cura
la salud del corazón.

Jesús María Bustelo Acevedo

Platero y Dios

Tú mataste, Juan Ramón,
a ese gracioso burrito,
¡y ahora que lo resucito
te mando a ti pa'l cajón!
¡Porque a mí tu creación,
que desemboca en la muerte,
me duele, no me divierte
y para el niño es mortal!
¡Quédate tu carnaval
y yo el resto, que es más fuerte!

Jesús María Bustelo Acevedo

¡Hola, Soy Andrea que Enamora!

Soy Andrea que enamora,
y voy, querido, querida,
a darte la prometida
meditación justo ahora:

Abraza cuanto atesora
tu corazón infinito,
y dalo como un bendito
regalo a quien te rodea,
y jamás -te dice Andrea-
tendrás nada más bonito.

Jesús María Bustelo Acevedo