Aquarius

"¡Afuera los inmigrantes
y adentro la corrupción!",
exclama la población
con gritos amenazantes...
Los políticos farsantes
del postureo y la trola
a este zafio pueblo mola,
porque a los bancos se deben
y tan solamente beben
Aquarius del Coca-Cola.

Jesús María Bustelo Acevedo

Virgen de madera, madera de virgen...

Una Virgen de madera,
hueca, sin alma, vacía,
nefasta superchería
que el gaditano venera;
una María embustera
que hipnotiza la razón,
torna en odio la oración,
vuelve en tinieblas la luz,
espada la santa cruz
y coraza al corazón.

Jesús María Bustelo Acevedo

Del Caso Gürtel al Caso Plón... ¡Trocotrón!

A favor del casoplón
se muestran los militantes,
esos que luchaban antes
contra el lujo y la opresión...
Acabó la votación
y en lugar de decir ¡basta!
al despilfarro y la pasta
de ese pichi demagogo,
éste encuentra un desahogo
y un gran respaldo la casta.

Jesús María Bustelo Acevedo

¡El mundo por montero!

Gracias a los desahuciados
pude acceder a la casta,
¡por eso gano una pasta
que envidian los indignados!
¡A pesar de ser malvados,
a estos mendigos venero,
pues gano tanto dinero
gracias a su indignación
que voy con mi gran mansión
con el mundo por montero!

Jesús María Bustelo Acevedo

¡Vivaldi y Vivaporú!

¡Vivaldi y Vivaporú!
¡Vivaracho y Vivaracha!
¡Vive, muchacho o muchacha,
porque la Vida eres Tú!
Tú eres tu propio gurú,
tan vívido y vividor
como el vino del Amor,
que se bebe y no se explica,
porque embriaga y vivifica
si el que vino es el Señor.

Jesús María Bustelo Acevedo

La Presidenta de la Red de Satán (Satán-der)

La banquera Ana Botín
se viste de feminista,
y pasma que así se vista
cualquier banquera ruin,
que no persigue otro fin
que desahuciar a la madre
que en sus élites no cuadre
y mandarla a una covacha...
porque, como buena facha,
así lo aprendió del padre.

Jesús María Bustelo Acevedo

Novela Rosa

No vela Rosa, no vela,
se duerme y sueña con este
príncipe apuesto y celeste
que en cada sueño camela...
Y tan sólo la desvela
que alguien descorra ese tul
que, de Persia o de Estambul,
guarda a su amado doncel,
guapo, sabio, rico, fiel,
gallardo y de sangre azul...

...que lo convierta en su esposa...
No vela... ¡Novela Rosa!

Jesús María Bustelo Acevedo