Vive, sueña, canta

Vive, sueña, canta...
que el que al sueño arribe,
si feliz lo vive,
es un alma santa
que siente y que encanta,
sólo o con la peña,
y en nada se empeña,
y nadie lo empaña,
y nunca se engaña...
¡Canta, vive, sueña!

Jesús María Bustelo Acevedo

¿Qué es un puente?

Respóndeme, ¿qué es un puente?
Y no me vayas a hablar
de los ríos que a la mar
van a morir finalmente...
Ya Manrique sabiamente,
en sus versos lo cantó;
lo que te pregunto yo
es qué idea trascendente
a ti te sugiere el puente,
que, aún en sí, no se cruzó...

¿Cuál es el pontificado
de aquel que nos ha dejado?

Jesús María Bustelo Acevedo

Suicidio en directo

2018,
desnudo mi pecho,
al mundo me echo,
camino, trasnocho,
me adapto y reprocho
lo hecho y lo dicho,
y al bache, y al bicho,
y aunque me den mucho
la flauta y el chucho,
¡voy raudo hacia el nicho!

Jesús María Bustelo Acevedo

Mensaje de Nadená de Su Majestad el Rey

¡Ya pasó el sermón del rey!,
¡vaya coñazo de cuña
sobre Islam y Cataluña
que se le larga a la grey!,
y mucha loa a la ley
que genera la pobreza,
y ese rey es la cabeza
que da tal generación,
cabeza sin corazón
de unos nobles sin nobleza.

Y tras el sermón monárquico,
¡a su aislamiento jerárquico!

Jesús María Bustelo Acevedo

Navidad es Coca-Trola

Navidad es consumismo,
engaño y ludopatía,
mas sólo en la España mía
que se degrada en su abismo,
que Navidad no es lo mismo
en esta ibérica trola
que aquella que se enarbola
en el sabio corazón,
pues cambió la tradición
por la ponzoñosa Cola.

Jesús María Bustelo Acevedo

¡Feliz 2018!

Y con esto y un bizcocho,
otro año ya está hecho,
y el que llega, por derecho,
es el Dos Mil Dieciocho;
medito en qué me reprocho
y en qué me causó alegría
en cada mes, cada día,
de este Dos Mil Diecisiete,
y, aunque en el cajón se mete,
¡gracias por su compañía!

Y a todo aquel que me lea,
se encuentre exultante o pocho,
el que escribe le desea:
¡Feliz Dos Mil Dieciocho!

Jesús María Bustelo Acevedo

¡Darwin, pareces un mono!

Te digo, Charles, sin encono,
y al decírtelo me alegro,
que, mucho más que el del negro,
tu busto me evoca al mono...
¿Fue por eso que en el trono,
cual la Iglesia en el ayer,
al hombre (¡no a la mujer!)
pusiste del Universo,
aun siendo lo más perverso
que en el mismo puedes ver?

Jesús María Bustelo Acevedo