El agudo pensador de Rodín, su escalofriante comedura de coco y sus consecuentes y aún más agudos dolores en la columna vertebral (columna y fundamento del pensamiento occidental y tal y tal)

Oh Pensador de Rodín,
tu chepa no me convence
y evidencia que te vence
el hastío y el esplín.
Tú que buscas darle fin
a la intensa comedura
perdido en tu sima oscura,
¡no lo pienses tanto y piensa
que a tu columna indefensa
perjudica esa postura!

Jesús María Bustelo Acevedo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada